PROGRAMA INEA JOVEN

Programa de acompañamiento para adolescentes y familias.

En INEA, somos expertos en el tratamiento de adicciones y en la terapia para adolescentes con problemas de comportamiento. Ofrecemos también terapias preventivas contra adicciones en jóvenes. Es crucial reconocer que la adolescencia es un periodo de desarrollo clave para la formación de valores que influirán en toda la vida. Esta etapa puede ser desafiante, y el apoyo familiar es esencial, incluso cuando parece que el adolescente no lo desea.

Estamos en un punto crítico de incertidumbre: ya no somos niños, pero aún no estamos listos para asumir las responsabilidades de la adultez. Los adolescentes necesitan sentirse escuchados, aprender a escuchar y a expresar sus dudas, a menudo originadas por experiencias pasadas difíciles de procesar. La adolescencia es un periodo complicado por el que todos pasamos, marcado por una especial vulnerabilidad a sentimientos de incomprensión, abandono, desmotivación y rechazo por parte de sus pares.

Somos un centro especializado en el manejo de adolescentes con problemas de conducta, ayudándoles a desarrollar habilidades para manejar esta etapa y avanzar hacia la siguiente, especialmente cuando tienen dificultades para hacerlo por sí mismos.

El proceso emocional de la adolescencia, ampliamente reconocido, implica una rebeldía notable. Durante su desarrollo personal, muchos jóvenes cuestionan lo defendido por los adultos a su alrededor, en su búsqueda de identidad y construcción de personalidad.Este proceso se denomina ‘individuación’.

El adolescente empieza a distanciarse de su entorno protector, usualmente los padres, para convertirse en un individuo completo e independiente. Un aspecto destacado de este proceso es el rechazo a las propuestas de las figuras de autoridad. Esto es normal y saludable, formando parte de una transición lógica hacia la madurez.

El proceso natural de individuación, que cada adolescente experimenta, está influenciado significativamente por su personalidad y por la forma en que ha aprendido a manejar límites y frustraciones a lo largo de su vida. Estas características propias de los adolescentes, sumadas a su inseguridad, cambios de humor y actitud rebelde, pueden derivar en problemas serios, dificultando la convivencia. Con el tiempo, estos conflictos pueden intensificarse, llevando al adolescente a adoptar comportamientos de riesgo, afectando no solo a sí mismos, sino también a su familia y entorno social.

La reeducación de los adolescentes con problemas de conducta es un desafío que requiere una colaboración estrecha y firme entre los padres para enfrentar las dificultades de su hijo. A menudo, estos jóvenes no han experimentado límites claros en su comportamiento, generalmente porque no parecían necesarios hasta ese momento. Te ofrecemos un acompañamiento terapéutico que ayuda al adolescente a expresar sus preocupaciones y problemas de maneras alternativas a la ira.Los adolescentes a menudo exteriorizan aquello que no comprenden o no saben manejar internamente.

Los adolescentes con comportamientos problemáticos a menudo generan incertidumbre y desaliento en sus padres, quienes se sienten temerosos y desamparados, sin saber cómo actuar ni dónde buscar apoyo. Estos padres enfrentan desafíos serios y en muchos casos se sienten incapaces de resolver estos problemas por sí solos. Sin embargo, es importante reconocer que existen soluciones efectivas que deben implementarse lo antes posible para evitar un deterioro significativo en la vida del adolescente y de su familia.

Los padres deben brindar amor, dedicar tiempo y establecer reglas de convivencia adecuadas. El primer paso es buscar asistencia en Centros Especializados para el acompañamiento en Adolescentes Conflictivos.

Si se observan cambios en el comportamiento del hijo, que resultan perjudiciales para él y para los demás, esto no debe interpretarse como un simple cambio de gustos, sino como una señal de alerta de que algo más profundo está sucediendo.

Es común que la adolescencia traiga cambios evolutivos y temporales, pero siempre es preferible prevenir y despejar dudas antes de asumir que se trata de una fase pasajera y esperar a que se resuelva por sí sola.

FAQ

Si te preocupa que tu hijo o un familiar cercano pueda tener un problema de conducta, considera reflexionar sobre las siguientes cuestiones:

  • ¿Notas que la relación con él o ella y con otros miembros de la familia se ha vuelto más tensa?
  • ¿Tiene problemas en su relación con los profesores?
  • ¿Muestra comportamientos agresivos hacia otras personas?
  • ¿Se autoinflige daño (como cortes o rascado compulsivo)?
  • ¿Exhibe con frecuencia comportamientos violentos?
  • ¿Ha experimentado acoso escolar en algún momento?
  • ¿Percibes que se está aislado y que te resulta difícil conectar con él o ella?
  • ¿Ha dejado de asistir al colegio?
  • ¿Ha habido un cambio drástico en su círculo de amistades recientemente?
  • ¿Ha consumido o está consumiendo drogas?
  • ¿Ha participado en actividades delictivas?
  • ¿Tiene un consumo de alcohol que parece descontrolado?
  • ¿Observas una disminución en la comunicación con él o ella?
  • ¿Presenta trastornos alimenticios?

Si reconoces alguna de estas situaciones o si observas que tu hijo muestra comportamientos dañinos, es un claro indicativo de que está atravesando dificultades. Es evidente que necesita apoyo. No dudes en contactarnos para consultarnos. Ofrecemos una primera consulta gratuita, durante la cual abordaremos y aclararemos todas tus inquietudes.

SOLICITA INFORMACIÓN

Rellene el siguiente formulario para realizar una consulta. O bien, si su solicitud es urgente y prefiere hablar con un miembro de nuestro equipo, llámanos al 615 283 319.